EL INSOMNIO

Inicio / Blog / EL INSOMNIO
28
MAY

Ahora que llega el calorcito, tan agradable por el día pero dificultándonos el dormir por las noches me gustaría hablaros un poco acerca del insomnio.

El insomnio pertenece a los trastornos del sueño y consiste en una experiencia de sueño inadecuado y no reparador.

Hay muchas formas de insomnio:

  • tardar demasiado tiempo en dormir
  • despertarse mucho antes del momento de levantarse
  • despertarse muchas veces por la noche
  • tener la sensación de que no se ha dormido bien y no se ha descansado

Los estudios concluyen que alrededor de un 30% de la población tiene al menos alguna de las manifestaciones propias del insomnio.

¿Por qué padecemos insomnio?

Las causas pueden ser muy diversas, entre las principales se encuentran:

  • Trastornos de ansiedad y depresión.
  • Higiene inadecuada del sueño (dormir siestas, consumir cafeína y/o alcohol, actividad física intensa antes de dormir, horarios irregulares de acostarse/levantarse, permanecer muchas horas en cama, realizar actividades intelectuales antes de dormir, etc.).
  • Enfermedades crónicas que cursen con dolor o falta de aire
  • Medicamentos (estimulantes, antidepresivos, supresión de sedantes o hipnóticos).

¿Qué podemos hacer?

Primero es importante desmontar un arraigado mito: no dormir ocho horas cada noche no significa que usted está poniendo su salud en riesgo. Las diversas personas tienen diferentes necesidades de sueño. Para algunas personas es suficiente 6 horas de sueño en la noche, mientras que otras sólo se sienten bien si duermen entre 10 y 11 horas.

Ahora bien, para conseguir mejorar nuestro sueño lo primero sería buscar su causa y atajarla si fuera posible. Si no logramos encontrarla o el insomnio aparece aislado he aquí algunas medidas fundamentales:

  1. Efectuar ejercicio moderado de forma continuada, pero no hacer ejercicio intenso justo antes de irse a la cama.
  2. Llevar una dieta adecuada y no comer demasiado antes de irse a la cama.
  3. Evitar la ingesta de café, te, colas, nicotina o cualquier estimulante del s.n.c. durante todo el día, pero sobre todo en horas cercanas al sueño.
  4. Conseguir un ambiente adecuado: temperatura, ruido, luz…
  5. No dormir ni hacer siestas durante el día.
  6. Evitar actividades estresantes en las horas previas de acostarse
  7. Practicar ejercicios de relajación antes de acostarse

No obstante, cuando el insomnio es crónico, las medidas de higiene del sueño se recomiendan como coadyuvantes de otras intervenciones terapéuticas psicológicas y farmacológicas.

Insomnio

¡¡Que dormir no sea vuestro sueño!!

Nos leemos el jueves, en Toledo (y más lugares) día festivo por el Corpus. Feliz semana

Deja un comentario

Vamos a comprobar que eres humano, introduce el siguiente código


Al hacer clic en "Enviar", muestras tu conformidad con nuestras Condiciones y aceptas haber leído nuestra Política de uso de datos, incluida la sección sobre el uso de cookies.