TU ZONA DE CONFORT

Inicio / Blog / TU ZONA DE CONFORT
19
FEB

Un hombre se encontró un huevo de águila. Se lo llevó y lo colocó en el nido de una gallina de corral. El aguilucho fue incubado y creció con la nidada de pollos. Durante toda su vida, el águila hizo lo mismo que hacían los pollos, pensando que era un pollo. Escarbaba la tierra en busca de gusanos e insectos, piando y cacareando. Incluso sacudía las alas y volaba unos metros por el aire, al igual que los pollos. Después de todo, ¿no es así como vuelan los pollos?

Pasaron los años y el águila se hizo vieja. Un día divisó muy por encima de ella, en el límpido cielo, una magnífica ave que flotaba elegante y majestuosamente por entre las corrientes de aire, moviendo apenas sus poderosas alas doradas.

La vieja águila miraba asombrada hacia arriba «¿Qué es eso?», preguntó a una gallina que estaba junto a ella. «Es el águila, el rey de las aves», respondió la gallina. «Pero no pienses en ello. Tú y yo somos diferentes de él». De manera que el águila no volvió a pensar en ello. Y murió creyendo que era una gallina de corral.

Últimamente habréis oído hablar de un término que está de moda y es el de zona de confort, ¿os suena? Veremos en qué consiste.

La zona de confort es el conjunto de todos aquellos lugares físicos o psicológicos en los que nuestra mente se siente segura, cómoda y protegida. Nuestra zona de confort nos da abrigo y nos hace sentir seguros. Abarca todo aquello que conocemos, esos ambientes de los que nos sentimos parte y en donde estamos totalmente a gusto.

Sin embargo, al igual que el águila del relato, puede que por encontrarnos anclados en nuestra zona de confort estemos considerando que nada puede mejorar de nuestra situación, encontremos obstáculos en el progreso, pensemos que el futuro seguirá igual de “bien” y nos conformemos con nuestras limitaciones.

Salir de nuestra zona de confort provoca un crecimiento que nos llevará a tener mayores expectativas, aumentar nuestras habilidades y tener una vida más satisfactoria en todos los sentidos. Nos hará vivir la vida que siempre hemos soñado vivir, y nos conseguirá triunfos absolutos.

Pero, ¿cómo salir de la zona de confort?

Salir de la zona de confort no significa perder lo que tenías, al contrario, consiste en añadir nuevas experiencias a las que ya manejabas. El cambio es en realidad desarrollo.

Esto siempre provocará algunos miedos y tensión (como todos los cambios), pero puede superarse:

  • Creen en ti, en tus aptitudes y en todo aquello que aún puedes desarrollar.
  • Busca tus nuevos objetivos, un sueño que te motive.
  • Transforma tus prejuicios limitantes.
  • Compara tu yo de ahora con el que quieres llegar a ser.

Prepara bien tu estrategia, se perseverante y positivo y antes de lo que esperas tu sueño se habrá hecho realidad.

Tu zona de confort

Dedico este post con mucho cariño a M.R.D., que se atrevió a soñar y venció.

¡¡Nos leemos el jueves!!

Deja un comentario

Vamos a comprobar que eres humano, introduce el siguiente código


Al hacer clic en "Enviar", muestras tu conformidad con nuestras Condiciones y aceptas haber leído nuestra Política de uso de datos, incluida la sección sobre el uso de cookies.